Fondo cabecera Concello de Meira
Inicio » Turismo » Puntos de Interés » Rutas » Ruta Miño-Eo

Ruta Miño-Eo

La ruta Miño-Eo tiene su kilómetro cero en el Pedregal de Irimia, nacimiento del río Miño.

En este punto da comienzo un viaje de 17 kilómetros y medio, que discurrirá por ambas laderas de la Sierra de Meira, pudiendo disfrutar de un paisaje incomparable y pasmoso.

Comienza subiendo O Pedregal por su margen derecha hasta llegar al alto de la Sierra “O Parapeto” donde la altitud es de 892 metros. Desde este punto las vistas son muy buenas puesto que es el punto más alto y podemos observar la gran diferencia existente entre las dos laderas de la Sierra. Por el lado este o del naciente, vemos toda Ribeira de Piquín, parte del Ayuntamiento de Riotorto, A Fonsagrada, la Sierra del Muradal y por la espalda de A Fonsagrada, Os Ancares, que dependiendo de la época del año podremos ver cubiertos por una capa de nieve.

Hacia el sur vemos parte del Ayuntamiento de Pol y Baleira, la Sierra de Caraño, Castro de Rei, el Castro de Viladonga y al fondo la ciudad de Lugo.

Del lado oeste o del poniente, veremos el Valle de Meira, A Pastoriza, Castro de Rei, Cospeito, Vilalba, Xermade, la Sierra de O Xistral, la Sierra de A Gañidoira y al fondo As Pontes de García Rodríguez, que se identifican con claridad por la chimenea de su central térmica que emplea el carbón como combustible.

Hacia el norte, en la dirección que llevamos, vemos el Ayuntamiento de Pastoriza y parte del de Mondoñedo, la Cruz da Cancela, Lourenzá, Riotorto, A Pontenova y si el día está despejado podremos ver la costa lucense. Es sencillo reconocer Foz por los altos edificios que allí se ubican.

Sin duda, un mirador incomparable para poder observar parte de la geografía gallega.

Continúa la senda por el alto de la sierra al lado del parque eólico y dejando a nuestra izquierda la Pena Gaiada, una roca muy singular y representativa de la villa meirega. Seguimos y observamos la flora y la fauna de este entorno, encontrando con facilidad animales salvajes como son los caballos y vacas del monte. Si tenemos suerte y somos silenciosos quizás veamos alguna ardilla, zorros, corzos, liebres, jabalíes y aves de todo tipo como perdices, arceas, “lamagueiros”, cuervos o urracas entre otros muchos.

La riqueza paisajística es un bien que nos pertenece a todos y para poder disfrutala debemos cuidarla y respetarla para que nada cambie.

A continuación y siguiendo las señales que nos indican el camino correcto, comienza nuestra bajada por la ladera este de la Sierra pasando por la aldea de Espido y siguiendo en la dirección hacia el Río Eo, límite natural entre el Ayuntamiento de Meira y el de Ribeira de Piquín.

En esta misma dirección y continuando el descenso llegaremos a la ansiada Mexadoira; salto de agua de aproximadamente 15 metros de altura que se encuentra en el llamado “Rego de Murias”. El descenso hasta este lugar es complicado y requiere especial cuidado y atención, pero llegar a él realmente merece la pena. Este remanso de paz es sin duda un buen lugar para tomar aliento y descansar un pedazo antes de continuar la ruta, pues hasta este punto y desde su comienzo se llevan recorridos ocho kilómetros, y aún resta un bueno trecho.

Dejamos atrás A Mexadoira y continuamos camino de A Treita donde encontraremos el salmonero Río Eo. Para eso cruzaremos otra aldea, en este caso A Corota y a dos kilómetros de ella llegamos a A Treita, situada justo al lado del Río Eo. Aquí está ubicada una central eléctrica que aprovecha la fuerza del agua para producir energía. Llegamos pues al ansiado Río Eo. Río truchero y de abundancia de salmones, aunque cada vez menos debido a las presas y en definitiva a las acciones del hombre que alteran su vida y tránsito natural.

Hasta esta parada en el camino llevamos recorridos doce kilómetros y medio y estamos en el punto más bajo en altitud de toda la ruta, a unos 125 metros; por lo que los cinco kilómetros restantes serán de subida.

Salimos de A Treita y caminamos paralelos al Río Eo llevándolo a nuestra izquierda y en dirección sur. A poca distancia llegamos a la aldea de O Piñeiro, punto kilométrico 14.1. No pasaremos entre las casas, sino que quedará a nuestra izquierda y cruzaremos la carretera que viene de Meira para continuar el ascenso junto a la “Escuela de O Piñeiro” (antigua escuela de aldea que al quedar en desuso, el Ayuntamiento decidió rehabilitarla para convertirla en telecentro y local social. Se trata de una construcción en piedra y de dos alturas que refleja la arquitectura tradicional de la zona).

Dejamos atrás la escuela y continuamos subiendo pasando al lado del depósito de agua que abastece la aldea que acabamos de abandonar, O Piñeiro.

A medio camino de este ascenso, en Os Quintos, punto kilométrico 16.2, podemos observar un maravilloso paisaje del Ayuntamiento de Ribeira de Piquín, con una variedad amplísima en cuanto a flora: robles, castaños, abedules, nogales, cerezos, pinos, sauces, teixos, acevos, y un largo etcétera que nos permitirá disfrutar de las distintas tonalidades del color verde que prevalece.

A un kilómetro de distancia desde Os Quintos tenemos ya O Estreito, donde está el punto final de esta ruta, puesto que allí finaliza el sendero y comienza la carretera asfaltada que nos lleva por el Alto de la Sierra y O Pedregal de vuelta a Meira.

Vídeo

Imágenes

Indicador de madera en la Ruta Miño - Eo Cascada de A Mexadoira

Ver más imágenes

Información sobre el documento

Concello de Meira
Concello de Meira
Plaza do Concello s/n – 27240 Meira - Lugo (Galicia)
Teléfono: 982 330 102 | Fax: 982 104 090
E-mail: consultas@concellodemeira.com